Risk Management



Lucentis™ (ranibizumab) Consent  (Download in Spanish)

CONSENTIMIENTO INFORMADO PARA
LA INYECCIÓN INTRAVÍTREA DE LUCENTISMR (RANIBIZUMAB)

INDICACIONES

La degeneración macular relacionada con la edad (DMRE) es la principal causa de ceguera en personas mayores de 50 años en los Estados Unidos. Hay dos tipos de degeneración macular: seca y húmeda. En la forma “húmeda” de DMRE se desarrollan vasos sanguíneos anormales en la parte posterior del ojo. A veces estos vasos dejan escapar sangre o líquido lo que produce visión borrosa o distorsionada. De no tratarse, la pérdida de visión puede ser rápida y severa.

El edema macular refractario, o inflamación alrededor de la mácula, es un edema que afecta la visión pero no responde adecuadamente a los métodos de tratamiento habitual. Puede presentarse con oclusión venosa de la retina (OVR) y diabetes (condición conocida como edema macular diabético o EMD). Menos que se trata en forma efectiva, la pérdida de visión podría progresar hasta ser permanente.

POSIBLES BENEFICIOS

LucentisMR (ranibizumab) fue aprobada para AMD y para edema macular refractario en OVR y EMD ya que la investigación ha demostrado que el VEGF es una de las causas del desarrollo de vasos anormales y edema que dan lugar a estas afecciones. Algunos pacientes tratados con LucentisMR (ranibizumab) presentaron menos líquido y una apariencia más normal en sus máculas y su visión mejoró. LucentisMR (ranibizumab) se utiliza también, por lo tanto, para tratar el edema macular, o la inflamación de la mácula en OVR y EMD.

POSIBLES LIMITACIONES Y ADMINISTRACIÓN

El objetivo del tratamiento es evitar pérdida adicional de visión. Aunque muchos pacientes han recuperado visión, el medicamento no restaura la visión que ya se ha perdido y puede, en último término no evitar pérdida adicional de visión producida por la enfermedad. Después de dilatar la pupila y anestesiar el ojo, se inyecta el medicamento en el vítreo, o la sustancia gelatinosa del segmento posterior del ojo. LucentisMR (ranibizumab) se administra inyectándolo en su ojo, según sea necesario, a intervalos regulares (aproximadamente cada cuatro semanas). Su oftalmólogo le indicará con qué frecuencia deberá recibir la inyección y por cuánto tiempo.

ALTERNATIVAS

No tiene que recibir necesariamente el tratamiento para su afección, aunque, de no tratarse, estas enfermedades pueden llevar a una mayor pérdida de visión o a ceguera, a veces, en corto tiempo. Hay otras formas de tratamiento disponibles. En la actualidad, hay otros tres tratamientos aprobados por la…

(Download to view full document.)

Please refer to OMIC's Copyright and Disclaimer regarding the contents on this website

Leave a comment



Six reasons OMIC is the best choice for ophthalmologists in America.

#1. Consistent return of premium.

Publicly-traded insurance companies exist to make profits for shareholders while physician-owned carriers often return profits to their policyholders. Don’t underestimate this benefit; it can add up to tens of thousands of dollars over the course of your career. OMIC has one of the most generous dividend programs for ophthalmologists and has returned more than $20 Million to our members through dividends.

61864684