Risk Management



Glaucoma: Laser Iridotomy or Iridectomy  (Download in Spanish)

IRIDOTOMÍA CON RAYOS LÁSER
ANEJO AL CONSENTIMIENTO PARA CIRUGÍA DE GLAUCOMA

La iridotomía es una cirugía hecha con rayos láser que se utiliza en personas con glaucoma de ángulo estrecho. Se utiliza el láser para hacer un pequeño agujero en el iris (la parte de color del ojo). La quemadura con láser debe permitir que salga más líquido por el drenaje del ojo. Además, se espera que evite la formación de cicatriz entre el iris y la córnea lo que puede llevar a una progresión del glaucoma.

Algunos pacientes responden bien a este procedimiento y hay otros que no responden en absoluto a esta cirugía. Su respuesta está determinada por el tipo de glaucoma de ángulo estrecho que tenga y la estructura básica de su ojo.

El procedimiento puede realizarse en una o dos sesiones de aplicación de láser. La máquina de láser es similar al microscopio de examen que su oftalmólogo utiliza para examinar sus ojos en cada consulta. El láser en sí mismo produce poco ruido y emite una luz de un brillo similar al del flash de una cámara fotográfica. Casi todos los pacientes consideran que se trata de un procedimiento que no produce molestias ni dolor. Algunos experimentan una leve presión durante la aplicación del láser. Por lo general, el procedimiento toma de diez a veinte minutos.

Usualmente se instilan en su ojo gotas oftálmicas antes y después del láser. El médico puede aplicar un lente sobre su ojo, para enfocar los rayos del láser y controlar el movimiento del ojo. En la mayoría de los pacientes será necesario re-evaluar y tratar de controlar la presión intraocular una hora después del láser. Esto se debe a que la presión del ojo puede aumentar después del tratamiento. Ese aumento es el mayor riesgo de este procedimiento. Si la presión intraocular aumenta es posible que se requieran medicamentos para reducirla. Estos medicamentos se administrarán en el consultorio. Rara vez se produce un aumento de presión intraocular demasiado alto que no responda al tratamiento. Si esto ocurre, es posible que requiera cirugía cortante en el quirófano para reducir la presión. Este es un evento poco usual.

La mayoría de los pacientes experimentan visión borrosa después del láser. En la mayoría de los casos ésta mejora después de unas pocas horas. El riesgo de que su visión se afecte de forma permanente como consecuencia del procedimiento con láser es mínimo.

El paciente tendrá que utilizar gotas anti-inflamatorias después del procedimiento de láser para ayudar a que el ojo sane en forma correcta. Probablemente utilizará estas nuevas gotas por una semana. Además en la mayoría de los pacientes, se le pedirá que siga utilizando sus medicamentos para el glaucoma después del procedimiento con láser. Sus médicos le notificarán si hay alguna excepción para continuar utilizando sus medicamentos.

Otros riesgos de este procedimiento incluyen inflamación del ojo, formación de catarata, sangrado (por lo general mínimo, aunque puede llegar a ser considerable), visión doble, formación de cicatriz entre el iris y el cristalino (sinequias) que impide que la pupila reaccione correctamente a la luz, cierre tardío de…

(Download to view full document.)

Please refer to OMIC's Copyright and Disclaimer regarding the contents on this website

Leave a comment



Six reasons OMIC is the best choice for ophthalmologists in America.

#6. Supporting your specialty.

OMIC was founded by members of the American Academy of Ophthalmology nearly a quarter century ago and is the only carrier sponsored and endorsed by AAO. OMIC is also endorsed by 40 other ophthalmic societies. The OMIC partnerships with state and subspecialty societies qualifies their members for an exclusive 8% premium credit. Contact your state society for details.

61864684