Risk Management



Addendum: Argon Laser Trabeculoplasty  (Download in Spanish)

TRABECULOPLASTÍA CON LÁSER DE ARGÓN
(ANEJO AL FORMATO DE CONSENTIMIENTO GENERAL PARA CIRUGÍA DE GLAUCOMA)

A veces el glaucoma puede ser tratado con éxito con medicamentos para reducir la presión intraocular. Si los medicamentos no son efectivos, el procedimiento con láser y otros procedimientos quirúrgicos pueden ser valiosos para controlar la presión y evitar pérdida adicional de visión. Tanto los medicamentos como la cirugía están diseñados para lograr una de dos cosas: 1) reducir la cantidad de producción de líquido dentro del ojo por parte de las células que lo producen, o 2) ayudar a que el líquido del ojo pueda salir con facilidad.

Esta es una cirugía con láser que se utiliza en quienes tienen glaucoma de ángulo abierto. El láser se utiliza para producir una pequeña quemadura en el tejido del drenaje del ojo. Lo que se espera es que la quemadura con láser haga que el conducto de drenaje se abra y permita la salida de una mayor cantidad de líquido.

Algunas personas responden bien a esta terapia mientras que otras no responden a ella en lo absoluto. Su respuesta estará determinada por el tipo de glaucoma que tenga y por las condiciones de base de su ojo. Por lo general, no podemos predecir qué tan bien pueda funcionar el procedimiento con láser.

Se trata de un procedimiento que puede hacerse en una o dos sesiones en el área de láser. La máquina del láser es similar a la lámpara de hendidura que el oftalmólogo utiliza cada vez que usted va a una cita para un examen de ojos. El láser en sí mismo es prácticamente silencioso y produce una luz tan brillante como el flash de una cámara fotográfica. Casi todo el mundo considera que el procedimiento es cómodo y no causa dolor. El procedimiento toma de diez a veinte minutos.

Es posible que requiera que se le apliquen unas gotas antes y después del láser. La mayoría de las personas deben hacerse controlar la presión intraocular una hora después del láser. Esto se debe a que la presión intraocular puede aumentar después del tratamiento con láser. Ese es el mayor riesgo de este procedimiento. Si la presión aumenta es posible que requiera medicamento para reducirla; éste se le administrará en el consultorio. Es raro que la presión aumente en exceso y no baje. Si esto ocurre, es posible que requiera cirugía en el quirófano para reducirla. Esto es muy poco frecuente.

La mayoría de los pacientes notan algo de visión borrosa después del láser. En la mayoría de los casos, este efecto de visión borrosa desaparece en unas pocas horas. La probabilidad de que su visión se vea permanentemente afectada por este tratamiento con láser es mínima.

Tendrá que utilizar gotas después del láser para ayudar a que el ojo cicatrice adecuadamente. Probablemente utilizará estas nuevas gotas durante aproximadamente una semana. En la mayoría de los casos, se le pedirá que continúe utilizando sus otros medicamentos para el glaucoma después de la cirugía con láser. Los doctores le indicarán si hay cualquier excepción para continuar con el uso de sus medicamentos. Se requieren varias semanas para saber cuánto disminuirá la presión del ojo. Es possible…

(Download to view full document.)

Please refer to OMIC's Copyright and Disclaimer regarding the contents on this website

Leave a comment



Six reasons OMIC is the best choice for ophthalmologists in America.

#1. Consistent return of premium.

Publicly-traded insurance companies exist to make profits for shareholders while physician-owned carriers often return profits to their policyholders. Don’t underestimate this benefit; it can add up to tens of thousands of dollars over the course of your career. OMIC has one of the most generous dividend programs for ophthalmologists and has returned more than $20 Million to our members through dividends.

61864684